Carmen-Abascal-baja
“Los logopedas contribuimos a maximizar el benéfico que proporcionan los implantes cocleares”
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

Entrevista 

Carmen Abascal

Directora de la Asociación Alexander Graham Bell International  

 

El 25 de febrero se celebra el Día Mundial del Implante Coclear. Para conocer qué ha supuesto este avance para las personas con sordera y cómo ha evolucionado en estos últimos 30 años, entrevistamos a Carmen Abascal, directora de la Asociación Alexander Graham Bell International (antes Fundación Oír es Clave), entidad que tiene como misión la mejora de la calidad de vida de las personas con problemas de audición. Para lograr este objetivo, realizan acciones de información, formación, promoción de la accesibilidad y sensibilización social. Según explica Abascal, el beneficio del implante coclear para las personas sordas es una vida sin límites y es que, sobre todo, cuando se implanta tempranamente, “los niños pueden aprender a escuchar y a hablar, educarse con sus iguales, aprender idiomas, realizar la formación superior que deseen,  incorporarse al mundo laboral…”.

 

 

El año pasado, 2018, fue el 30 aniversario de la primera intervención quirúrgica que combatía la hipoacusia con un implante coclear en España. ¿Qué ha supuesto este avance para los personas con discapacidad auditiva?

Un gran hito que ha permitido que las personas con sordera profunda puedan oír los sonidos del habla y puedan desarrollar el lenguaje oral. Esto a su vez ha permitido que casi la totalidad de los niños con sordera estén escolarizados en centros ordinarios, la mayoría cursando el  grado que les corresponde por edad, y que haya aumentado significativamente el porcentaje de jóvenes que realiza estudios universitarios.

 

¿Qué mejoras se han conseguido en este tiempo?

El desarrollo tecnológico y la investigación han hecho posible el diagnóstico precoz, antes de los tres meses, y la intervención (adaptación protésica y logopedia) antes de los seis meses.

 

También se implanta a edades más tempranas, se realizan implantes bilaterales simultáneos, se están realizando implantes en pérdidas auditivas unilaterales y asimétricas. Así mismo se ha producido un gran avance en las características de los dispositivos, tanto de las partes internas como externas, y en el tratamiento  de la señal acústica.

 

Todo esto sin olvidar que los profesionales sabemos más y tenemos más experiencia para maximizar el uso de la audición que proporcionan los implantes para integrar la audición en el desarrollo del lenguaje.

 

¿Qué personas son susceptibles implante coclear?

Los criterios de implantación también han ido evolucionando con el paso del tiempo y los datos de investigación recogidos. Ahora se tiene en cuenta, no solamente el grado de pérdida auditiva, sino también el porcentaje de inteligibilidad con audífonos; también la importancia de oír por ambos oídos, por lo que se implanta a personas con pérdidas auditivas asimétricas y unilaterales. Si bien en este último caso no hay acuerdo unánime en todos los casos, el acuerdo es mayor en el caso de que el oído con menor audición o audición normal se aun oído frágil (caso de las pérdidas auditiva cuya etiología es el CMVc). La edad y los problemas o trastornos asociados ya no son un motivo de exclusión.

 

¿Considera que la figura del logopeda es importante antes, durante y después de la implantación?

La figura del logopeda es fundamental pues, como ya he comentado, contribuimos a maximizar el benéfico que le proporcionan los implantes. En el caso de los niños, antes, proporcionamos información sobre la audición funcional con audífonos a los centros implantadores para la toma de decisiones. Durante el periodo comprendido entre la intervención y la conexión, si el niño se queda sin oír, nos ocuparemos del mantenimiento del contacto ocular y del habla. Después,  trabajaremos con la familia para que el niño aprenda a escuchar y a hablar, a integrar las habilidades auditivas en el desarrollo del lenguaje, pero también en la forma de ser y estar en el mundo. Así mismo proporcionaremos información a los centros implantadores sobre las habilidades auditivas de los niños a fin de contribuir a una mejor programación. Si oyen mejor, hablarán mejor.

 

Lo primordial es que familias y logopedas trabajen como un solo equipo, en condiciones de igualdad. La familia es la experta en su hijo y nosotros en audición, trabajemos juntos para que puedan educar a sus hijos como desean y para que alcancen las metas que se propongan.

 

¿En qué consistirá su labor con los pacientes con implante coclear?

En el caso de los niños pequeños, nuestra labor es la habilitación en un modelo centrado en la familia, desde la perspectiva del desarrollo y en un enfoque conversacional (auditivo verbal).

 

En el caso de los adultos con pérdidas auditivas adquiridas, nuestro trabajo es la rehabilitación auditiva teniendo en cuenta el tiempo de sordera previa al implante y partiendo de sus intereses, necesidades y forma de vida.

 

En ambos grupos, el conocimiento de la percepción auditiva y de la tecnología es fundamental. Y, por supuesto, saber que “se escucha con el cerebro”,  como Flexer y Madell no se cansan de repetir.

 

¿Qué beneficios se obtienen?

Como decimos en AGBell y AGBell International, el beneficio es una vida sin límites. Quizá sea excesivo, pero, cuando se implanta tempranamente, los niños pueden aprender a escuchar y a hablar, educarse con sus iguales, aprender idiomas, realizar la formación superior que deseen,  incorporarse al mundo laboral…

 

AGBell forma a los profesionales para garantizar la mayor y mejor accesibilidad de las personas sordas o con hipoacusia. ¿Qué deberían saber los profesionales?

Los profesionales debemos trabajar para que todas las personas con problemas de audición puedan acceder a la información. Debemos defender  sus derechos, demandar las mejores condiciones acústicas en todos los entornos y contribuir al cambio de actitud social mediante la información. No se necesitan grandes medios, podemos empezar haciéndolo en nuestra familia y grupo de amigos.

 

Hoy en día que todos tenemos teléfono móvil, propongo descargar un ruido blando o ruido rosa, ponerse los auriculares a un volumen alto que dificulte entender a un interlocutor situado a un metro, e ir a tomar un café con otras personas, hacer una compra… Pienso que, de este modo, todos entenderemos mejor, lo que implica no tener un buen acceso a la información y seguramente nos ayude a promover cambios en nuestro entorno.

 

 

Sobre CLAVE y su razón de ser

Clave era una organización benéfica británica que, por deseo de sus fundadores y patronos,  tenía como misión la mejora de la calidad de vida de las personas con problemas de audición en España e Hispanoamérica. Para el logro de tal objetivo se planteaban acciones de información, formación, promoción de la accesibilidad y sensibilización social. Además en 2012, creó la fundación Oír es Clave Centros de Atención Temprana para niños con problemas de audición y sus familias para dar respuesta a la necesidad surgida tras la implantación del cribado neonatal universal: formación especializada para trabajar con familias de bebés y niños muy pequeños con sordera e hipoacusia.

 

Alexander Graham Bell Association for Deaf and Hard of Hearing People (AG Bell)

Es importante informar de que, actualmente, ya no existe Clave como tal. Tanto la asociación Clave como la Fundación Oír Es Clave nos hemos integrado en la “Alexander Graham Bell Association for Deaf and Hard of Hearing People (AG Bell)”, organización americana fundada en 1890 por el inventor del teléfono, como “Alexander Graham Bell International (AG Bell International)”. Por este motivo, además de seguir manteniendo nuestras áreas de trabajo, hemos ampliado nuestro campo de actuación, aumentando el peso de la formación y más concretamente de la formación en metodología auditivo verbal cuya certificación se obtiene a través de la A.G. Bell Academy, que es la tercera organización del mismo grupo.