Parálisis cerebral y logopedia
“La logopedia es una herramienta fundamental en su desarrollo”
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

Parálisis cerebral   

El 6 de octubre se celebra el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, una discapacidad producida por una lesión en el cerebro que afecta a la movilidad y la postura de la persona, limitando su actividad. Este año, la Confederación ASPACE movimiento que aglutina a personas, familiares, profesionales y entidades especializadas en prestas servicios y apoyos, ha lazado la campaña #DaleLaVuelta que pretende generar empatía hacia situaciones reales que viven personas con parálisis cerebral todos los días. Desde el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) queremos sumarnos a esta acción y hemos decidido  contar la historia de Miguel Isla Bernardos, Miguelete para su familia, y cómo la logopedia lo está ayudando en sus primero años de vida.

 

Miguel tiene tres años y una afectación grave e incapacitante que limita tanto su desarrollo motor como neurológico. Es por ello que depende de sus padres, familia y cuidadores al 100 % en todos los aspectos.

 

Los síntomas principales que padece derivados de la parálisis cerebral son hipotonía axial en los miembros superiores e inferiores, hipoacusia, hipermetropía, microcefalia, epilepsia y trastorno de la deglución (es portador de botón gástrico).

 

Por el trastorno en la deglución, la logopedia es fundamental en el día a día de Miguel. De hecho, cuenta con tratamiento logopédico desde que tenía tres meses. “Los logopedas se encargan de estimular orofacialmente toda la boca del niño impidiendo que la musculatura se atrofie y dándole estímulos que por su estado no tendría”, explican sus padres.

Además, el hecho que Miguelete se alimente en exclusividad por botón gástrico hace que la logopedia sea una herramienta fundamental en su desarrollo. Y sus padres la consideran efectiva.

 

En la última semana a Miguelete se le ha realizado una cirugía antirreflujo para corregir este problema. Una vez pasado el postoperatorio “esperamos que pueda empezar a comer por boca”, indican sus padres. En este sentido, “la intervención del equipo de logopedia será fundamental para poder alcanzar con éxito este nuevo hito en el desarrollo del niño. Pero estamos seguros que la implicación del equipo de Aenilce (entidad en la que ofrecen servicio y apoyo a Miguel) será total y lograremos entre todos alcanzar este objetivo”, sostienen.


Las papás de Miguel se han sentido acompañados por el equipo de logopedas que tratan a Miguel durante todo el proceso: “Desde el primer momento el equipo de logopedia nos ha asesorado sobre lo que podemos hacer con el pequeño, y nos aconsejan acerca de los materiales y técnicas que mejor se adaptan a sus circunstancias”.