Inauguracion-baja
La logopedia permite a las personas con trastorno autista entender mejor el mundo que les rodea, socializar e integrarse
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

Con motivo del Día Europeo de la Logopedia, que se celebra hoy, 6 de marzo, el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) ha organizado la Jornada “Logopedia y TEA”, un encuentro profesional en el que se ha puesto el foco en la implicación de la logopedia en la mejora de la calidad de vida de las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) y en su mayor inclusión escolar, social y laboral. Asimismo, se ha hecho una valoración de la situación actual del TEA y se han mostrado iniciativas y proyectos innovadores que están surgiendo para facilitar la vida de estas personas y sus familiares.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha acogido a más de 250 profesionales (logopedas, psicólogos, educadores, etc.), entidades y familiares de afectados, que han puesto de manifiesto cuál es la realidad de las personas que tienen TEA, una condición que, debido a un desarrollo atípico del sistema nervioso central, afecta al temperamento, a la personalidad y a la conducta. Además, se han dado a conocer cuáles son sus necesidades y cómo dar respuesta a estos requerimientos en las distintas etapas de la vida.

Dificultad en la comunicación e interacción social es una de las barreras principales que tienen estas personas, por lo que este trastorno requiere un abordaje integral y personalizado, y, en concreto, el logopeda deberá tener un papel primordial, pues su labor se centra en la mejora de la comunicación de estas personas con sus iguales, lo que les permitirá entender mejor el mundo que les rodea, socializar y conseguir mayor integración. Así lo ha expresado la presidenta del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM), Cristina Municio, durante la inauguración del encuentro: “Los logopedas tenemos un papel importante tanto en el diagnóstico como en la intervención. Somos los profesionales sanitarios capacitados por formación para desarrollar estas competencias. Así lo avalan la Ley de ordenación de profesiones sanitarias, un título universitario de Grado y nuestra orden CIN”.

Municio también ha insistido en la falta de logopedas en España: “Su presencia es casi testimonial en lo público y en cada uno de nuestros ámbitos de actuación, sanitario, educativo y social: la atención logopédica en los servicios públicos de salud es insuficiente; la ratio de logopedas es escasa en los centros de atención temprana, cuando sabemos que la mayor demanda es por problemas de lenguaje y comunicación; en los centros educativos públicos, no se cuenta con los logopedas, y la presencia de logopedas en los centros de mayores es testimonial y de carácter privado”.

En este sentido, ha sostenido que, con la escasez de logopedas, “se está privando a los personas con TEA de una oportunidad de mejora en el desarrollo de sus capacidades comunicativas, cognitivas y sociales, ya que es una herramienta que les ayuda a retomar algo que todos apreciamos: el lenguaje y la comunicación”.

Por su parte, el director general de Políticas de Discapacidad, Jesús Celada, que también ha presidido el acto de inauguración, ha afirmado que estudios recientes estiman que 1 de cada 100 personas tienen TEA en España. Y, por lo tanto, ha confirmado la necesidad de abordar esta cuestión: “El autismo es uno de los ejes primarios en los que hay que centrar esfuerzos en los próximos años, para desarrollar políticas que mejoren el diagnóstico y la atención en todos los momentos de la vida de los afectados y en todos los ámbitos (social, laboral, educación primaria, formación en el ámbito universitario, ocio…). De hecho, ha incidido en que la esperanza de vida de estas personas también es elevada, y que por tanto es primordial que se establezcan políticas en todas las etapas de la vida, teniendo en cuenta el envejecimiento.

Ha puesto en valor la labor de los logopedas y ha reconocido su invisibilidad. Además, ha animado a los profesionales que trabajan por y para lo social y la discapacidad a mostrar lo que hacen y demandar el apoyo de la Administración.