Acondroplasia-logopedas
“La logopedia mejora la calidad de vida de las personas con acondroplasia”
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

Soraya Valero y Elena Arteaga, logopedas del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM).

 

El 25 de octubre se celebra el Día Mundial de la Acondroplasia, un trastorno en el crecimiento óseo de los cartílagos que provoca enanismo. Es enfermedad rara de origen genético y que está considerada la más frecuente de las anomalías óseas.  Un tratamiento temprano es la base para mejorar el desarrollo del niño y prevenir posibles complicaciones en el futuro, y algunas de las  áreas que se trabajan son la comunicación y el lenguaje, la respiración y la deglución, por lo que el logopeda debe formar parte del equipo transdisciplinar que trabaja con estas personas. Para conocer en qué consiste la intervención de estos profesionales y cómo mejora la calidad de vida de las personas con acondroplasia, hablamos con Soraya Valero y Elena Arteaga, logopedas del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM).

 

¿Qué es la acondroplasia?

La acondroplasia es una enfermedad rara, se da en 1 de cada 25.000 nacidos en todo el mundo. Es de origen genético y está considerada la más frecuente de las displasias óseas. Las personas con acondroplasia tienen un torso de medida normal, las extremidades cortas y la cabeza ligeramente más grande, además de otras características más o menos regulares. Los adultos alcanzan una altura de 131 ± 5,6 cm (hombres) y 124 ± 5,9 cm (mujeres). Tanto su esperanza de vida como su capacidad intelectual no se encuentran afectadas.

 

¿La figura del logopeda es importante en estos casos?

Sí, es importante, ya que las personas con acondroplasia presentan algunas de las siguientes características:

  • El corto tamaño de la trompa de Eustaquio en estos niños favorece la aparición de otitis de repetición llegando a afectar a la audición.
  • El tamaño del maxilar se ve reducido lo que produce apiñamiento de los dientes superiores. También suelen presentar maloclusión de Clase III (prognatismo) afectando a la articulación y a la deglución.
  • Hipotonía general que generan dificultades a nivel motor. De hecho, está afectada la movilidad, coordinación y fuerza de los músculos orofaciales, lo que también influye en la articulación y deglución.
  • El espacio de las vías aéreas superiores se ve reducido impidiendo una correcta respiración y favoreciendo, en algunos casos, la aparición de SAOS (Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño).

Por lo tanto,  las áreas que se trabajan desde la logopedia son: fonología, deglución y respiración.

 

¿En qué consiste la intervención?

La intervención consiste en mejorar la hipotonía orofacial, favorecer una correcta respiración, adquirir un patrón deglutorio adecuado y lograr la adquisición de los fonemas correspondientes a la edad del paciente.

 

¿Cuándo es recomendable que empiece?

La intervención debe comenzar desde el nacimiento para evitar o reducir las situaciones anteriormente descritas. Por lo tanto se trabaja desde la prevención hasta el tratamiento de estas desde que aparecen.

 

¿Se consiguen buenos resultados?

Sí, se consiguen buenos resultados si existe una continuidad con el tratamiento, de manera que cuando el paciente llega a la edad adulta no presente grandes dificultades en el lenguaje, la comunicación y la deglución.

 

¿Cómo se trabaja con los familiares de estos niños?

Se requiere la implicación familiar durante el tratamiento para conseguir alcanzar los objetivos. Por lo que se requiere la comunicación con la familia y con otros profesionales implicados en la rehabilitación del niño.

 

¿Cuáles son los principales  beneficios de la logopedia en las personas con acondroplasia?

La logopedia mejora la calidad de vida de las personas con acondroplasia, permitiendo una adecuada comunicación para poder relacionarse en distintos contextos. De esta forma ayuda a evitar los prejuicios y el aislamiento dentro la sociedad a la que puedan estar sometidos.

Por otro lado, también les beneficia en cuanto a adquirir una correcta alimentación.