Intervención logopédica en personas con implante coclear
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

El 25 de febrero se celebra el Día Internacional del Implante Coclear, el avance más importante en el tratamiento de la sordera en los últimos años. El implante coclear consiste en un dispositivo electrónico capaz de restaurar la audición en pacientes con déficit auditivo severo.

 

En España en torno a 15.000 personas han recuperado la audición gracias a que portan esta tecnología que se introduce en el oído interno, a través de cirugía, y que logra transformar los estímulos sonoros en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo, que es el encargado de trasladar la información a la corteza cerebral. Esto permite que los pacientes sordos reciban esos estímulos sonoros y los puedan interpretar.

 

De este modo, las personas con pérdida auditiva consiguen mejorar su calidad de vida, relaciones sociales, autonomía y seguridad en sí misma. En los niños, el implante coclear, además, posibilita su desarrollo cognitivo y lingüístico.

 

Es muy importante que el logopeda forme parte el equipo profesional que lleva a cabo este tratamiento auditivo. Su intervención tendrá lugar en cada una de las etapas del tratamiento pre y post cirugía: detección, discriminación, identificación, reconocimiento y comprensión del sonido, además ayudará a estimular la audición mediante el uso complementario de sistemas alternativos y/o aumentativos de comunicación.

 

 

Proceso de rehabilitación

Un mes después de la intervención quirúrgica, la persona a la que se le coloca un implante coclear debe comenzar un proceso de rehabilitación que tendrá como objetivo que aprenda a oír.

 

Esta rehabilitación auditiva, que se realiza con un logopeda especializado, ayuda a mejorar las habilidades comunicativas y de desarrollo del habla. Y así lo aconseja la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) a los pacientes con implante coclear: “Estas sesiones pueden suponer un cambio notable en la manera de expresión”. De ahí, que la sociedad científica insista en que “es absolutamente fundamental en los primeros años de vida”.

 

La intervención del logopeda tendrá como objetivos:

– Entrenar a la persona para detectar, identificar y comprender las señales auditivas

– Mejorar la percepción del lenguaje oral.

-Estimulación vía visual y auditiva.

-Lograr una mejor expresión oral.