ataxia colorful word on the wooden background
Intervención de los logopedas en los pacientes con Ataxia
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

Hoy, 25 de septiembre, se conmemora el Día de la Ataxia, un término que engloba a más de 300 enfermedades neurológicas, generalmente progresivas y altamente discapacitantes, caracterizadas por la disminución de la capacidad de coordinar los movimientos, alteración del habla y anomalías en los movimientos oculares relacionadas con un mal funcionamiento del  cerebelo. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España, existen más de 13.000 afectados por algún tipo de ataxia cerebelosa, de los cuales, un 60 % corresponderían a algún tipo de ataxia hereditaria.

Si bien se han logrado grandes avances en el diagnóstico de las ataxias hereditarias gracias al desarrollo de la genética y la neuroimagen, aún hoy hasta la mitad de los pacientes permanecen sin un diagnóstico genético definitivo. Desde la SEN, advierten de que es fundamental identificar de forma temprana a todos los pacientes, ya que, en algunos casos (los menos), las causas de la enfermedad son tratables y, en otros, existen tratamientos dirigidos a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

En los últimos años tampoco se han producido cambios decisivos en el área del tratamiento. Sin embargo, algunos síntomas de la enfermedad como pueden ser el temblor, la rigidez, la espasticidad o la debilidad muscular pueden beneficiarse de tratamiento farmacológico y/o quirúrgico y también de terapias como la logopedia, fisioterapia, órtesis, ayudas  externas a la deambulación, terapia ocupacional, adecuaciones dietéticas, etc. Por tanto, los logopedas deben formar parte de los equipos multidisciplinares que tratan a estos pacientes.

Problemas del habla

Problemas del habla, como la disartria, que se debe a la debilidad en los órganos del lenguaje y falta de coordinación; alteraciones de la voz; problemas de masticación y dificultades en la deglución son los síntomas que trabaja el logopeda en las personas con Ataxia. La intervención de este profesional debe comenzar cuando aparecen los primeros síntomas de la enfermedad. De este modo, se ralentiza la evolución y empeoramiento y se mantienen las capacidades de la persona el mayor tiempo posible. Además, el logopeda mostrará estrategias al paciente y a sus familiares con el objetivo de mejorar su calidad de vida.