situacion-actual-TEA
Es imprescindible la incorporación del logopeda a los apoyos a personas con TEA
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

En las últimas décadas se ha producido un incremento muy importante de la prevalencia de los Trastornos del Espectro Autista (TEA), llegando a considerarse una de las discapacidades del desarrollo más frecuentes en la infancia temprana. A pesar de ello, la intervención de estas personas aún carece de recursos eficaces para atender las demandas que requerirán en cada etapa vital.

Uno de estos recursos hace referencia a los profesionales que deben diagnosticar e intervenir en estos casos. Durante la jornada “Logopedia y TEA”, que el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) celebró el miércoles 6 de marzo, para conmemorar el Día Europeo de la Logopedia, José Antonio Calvo, logopeda especialista en atención temprana y trastornos del espectro del autismo y profesor asociado de la de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), afirmó que es imprescindible la incorporación del logopeda a los apoyos a personas con TEA. Hay recursos en los que está presente, como por ejemplo atención temprana, pero en otros ámbitos, como el educativo, debemos seguir trabajando para su inclusión. Es que “los logopedas son los profesionales con mayor carga docente sobre TEA y, por consiguiente, es imprescindible su incorporación a los apoyos a personas con TEA, porque es el que mejor puede intervenir”, sentenció.

El profesor de la UCLM resaltó que, actualmente, los logopedas están inmersos en un cambio de modelo hacia una atención centrada en la persona en el que la intervención y la toma de decisiones se hace conjuntamente con las familias y los afectados, siempre con la mirada puesta en sus preferencias y expectativas.

Paula San José y Carmen García, logopedas en el centro de día y Colegio CEPRI, donde se prestan apoyos individualizados a personas con TEA en la etapa escolar y adulta, pusieron la mirada en la importancia del uso de Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC) y apoyos visuales en la intervención logopédica de las personas con TEA. “El 90 % de nuestros alumnos presentan ausencia de lenguaje oral que no se compensan con el uso natural de otras habilidades comunicativas. Por tanto, la intervención logopédica se basa en la enseñanza-aprendizaje de SAAC (gestos, signos, PECS), que desarrollan sus habilidades de expresión, así como el uso de apoyos visuales (pictogramas, fotos, dibujos…) y gestuales que  les facilita la comprensión del entorno y del lenguaje, favoreciendo en todo momento  aprendizajes funcionales y significativos  para su vida”.

Por su parte, la psicóloga y coordinadora de la Fundación Ángel Rivière, Arancha Arroyo, defendió que, aunque en los últimos años se han realizado importantes avances en aspectos como la detección precoz y la atención temprana del autismo, a medida que las personas con este diagnóstico crecen y alcanzan la mayoría de edad, van viendo reducidos los servicios sociales de apoyo y asistencia con los que contaban en la infancia. “Desafortunadamente, a día de hoy, apenas existen programas especializados y adaptados que den respuesta a las necesidades sociales y laborales de las personas adultas con TEA. Cuando esta población llega a la mayoría de edad se encuentra con multitud de necesidades sin cubrir y en claro riesgo de exclusión social”. En este sentido, consideró esencialcontar con el compromiso serio y convencido de la Administración en sus distintos niveles”.

El director de la Federación Autismo Madrid, Luis Pradillos, recordó que la importancia de la información y formación, tanto en los afectados y sus familiares como en los profesionales, así como el trabajo conjunto para visibilizar y establecer estrategias para mejorar la vida de las personas con TEA en todos sus aspectos.

Por último, el director de la Asociación SuresTEA, José Miguel Sánchez, destacó el asociacionismo de las familias para que los derechos de estas personas sean respetados y conseguir que se proporcionen las terapias que precisan en todo momento, independientemente de su edad: “Las familias nos encontramos con el problema de un difícil acceso a actividades que ayuden al desarrollo normalizado de nuestros hijos. Necesitamos dotarnos de una amplia gama de servicios a nuestro alcance de forma cercana, sencilla y a un coste razonable”. Para ello tienen acuerdos con entidades que les permiten acceder a las terapias que consideran claves, entre las que se encuentra la logopedia.