Sara-Serrano
“El logopeda debe ser creativo y diseñar la intervención en función de las necesidades de cada estudiante”
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

Entrevista

Sara Serrano

Logopeda, maestra y psicopedagoga y coordinadora de la Comisión de Dislexia del CPLCM.

 

El logopeda es un profesional fundamental cuando se trata del abordaje de la dislexia, y es clave que exista una buena coordinación con el profesorado y la familia para conseguir los mejores resultados posibles. El Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) está muy volcado con el avance en el diagnóstico e intervención de este trastorno, de ahí que hace un año creara una Comisión de Dislexia, que forma parte de la Red de la Dislexia junto con Madrid con la Dislexia y que está desarrollando varios proyectos para mejora la situación actual.  Para conocer más sobre esta dificultad y saber qué tiene entre manos el CPLCM hablamos con la logopeda y coordinadora de la Comisión de de Dislexia del CPLCM, Sara Serrano.

 

 

¿Qué es la dislexia?

La dislexia es un trastorno específico o dificultad de aprendizaje específica, de origen neurobiológico, que produce dificultades con la lectura, escritura y comprensión lectora. Los disléxicos/as tienen estas dificultades que les lleva normalmente a tener un bajo rendimiento académico y, sin embargo, tienen unas capacidades normales y oportunidades socioculturales normalizadas para el aprendizaje.

 

¿Cómo afecta al día a día de los niños?

Son estudiantes a quienes les cuesta leer, por lo tanto, suelen evitar la lectura, suelen fatigarse, son muy lentos y poco precisos. Además, no entienden lo que leen.

 

También suelen tener muchas dificultades para expresar por escrito lo que piensan, saltándose palabras e ideas.  Suelen cometer muchas faltas de ortografía e incluso omisiones, rotaciones, inversiones y sustituciones de letras y sílabas.

 

Además, suelen tener dificultades con la memoria a corto plazo y con las habilidades auditivas (memoria, atención y discriminación).

 

Su lenguaje oral es correcto en cuanto a articulación, pero les cuesta planificar, organizar y elaborar un discurso. No encuentran las palabras, frecuentemente repiten ideas…

 

Esto hace que tengan que trabajar más del doble que el resto de sus compañeros/as y muchas veces no llegar a los objetivos planteados, es decir, trabajan muchísimo y obtienen como mucho un 5.

 

Además, todo el sistema educativo se basa en lenguaje, y principalmente el lenguaje escrito, por lo que suelen rechazar las tareas de aprendizaje, interiorizando una baja autoestima y enfrentándose de manera insegura a las tareas escolares.

 

¿Por qué es importante que se diagnostique de manera precoz?

Cuanto antes se diagnostique antes se interviene y mejor es el pronóstico.  Y, desde la escuela, antes se empieza a adaptar y a facilitar el aprendizaje.

 

Los niños/as disléxicos/as tienen capacidad de aprendizaje pero cuentan con dificultad para emplear el vehículo de acceso a ese aprendizaje, que son la lectura y escritura.

 

¿A qué edad podemos detectar los primeros síntomas?

Cuando empieza la lectura y la escritura. A los 5 años ya podemos valorar los primeros síntomas, aunque hasta los 7 o 8 años no se suele diagnosticar porque es la edad de madurez para la lectoescritura.

 

¿Cuáles son las señales de alerta que tiene que tener en cuenta los padres y profesores?

Principalmente dificultades para el aprendizaje de las reglas de conversión fonema-grafema y grafema-fonema. La diferencia entre un retraso en la adquisición de la lectura y escritura (posiblemente por madurez) y una dislexia no se diferencia en los errores, son los mismos errores pero en la dislexia hay más y son más resistentes en el tiempo.

 

¿Qué hacer si se tienen dudas sobre si el niño padece dislexia?

Lo mejor es hablar con los tutores/as para que orienten a las familias sobre el proceso de aprendizaje y, a partir de ahí, buscar una evaluación diagnóstica si lo creen oportuno.

 

¿Cuándo se debe recurrir a un logopeda?

Cuanto antes.  Siempre que se observe que hay un retraso en la adquisición de la lectura y escritura, que al niño le cuesta aprender las letras y no es capaz de identificarlas o también cuando leen muy bien, pero no comprenden nada de lo que leen.

 

¿Qué aspectos trabaja el logopeda con estos niños? ¿Y con qué herramientas cuenta?

El logopeda trabajará las reglas de conversión fonema-grafema y grafema-fonema, así como la comprensión lectora y la expresión escrita.

 

Un logopeda es un profesional que debe ser creativo y diseñar la intervención en función de las necesidades de cada estudiante.

 

¿Y con los padres?

Debe orientar a los padres para ajustar las exigencias, para motivar, reforzar y  dar seguridad en las tareas de aprendizaje.

 

La familia debe apoyar el aprendizaje, pero no debe intervenir. Para ello, el logopeda puede ofrecer juegos, Apps, páginas web de juegos con la familia.

 

¿Qué se consigue con una intervención correcta del logopeda?

Los niños/as se motivan ante el aprendizaje de la lectura y la escritura, por lo que vuelven a querer aprender y, además, consiguen estrategias de aprendizaje que les permite acceder a los aprendizajes.

 

¿Qué deben saber los padres?

Que la ayuda del especialista es fundamental, pero que es necesario un trabajo conjunto escuela, logopeda y familia.

 

¿Cuáles son los principales mitos sobre la dislexia que deberían desecharse?

Hay muchos y se siguen usando, daría para una entrevista a parte.  Pero algunos de los más extendidos:

 

  • La dislexia se cura. No es una enfermedad, es un trastorno y no se cura. Quien es disléxico/a lo es siempre.

 

  • Confunden la derecha y la izquierda. No es cierto. Suelen tener más dificultades con la orientación y razonamiento espacial.

 

  • Son muy buenos con las matemáticas. No es cierto suele afectar a la hora de recordar series numéricas, tablas de multiplicar, resolver problemas.

 

 

Como profesional y coordinadora de la Comisión de Dislexia del CPLCM ¿por qué considera fundamental la existencia de esta Comisión?

Esta comisión de trabajo se creó hace un año con la idea de asesorar a los profesores para que conozcan la realidad de la dislexia. Su misión fundamental y muy ambiciosa es la de realizar una guía de buenas prácticas sobre este trastorno, es decir, hacer una revisión de aquello que funciona y de lo que hay evidencia.

 

¿De qué se encarga la comisión?

La Comisión es fundamental para dar a conocer el trabajo profesional del logopeda y para avanzar en el diagnóstico, la intervención y el apoyo de la familia y el colegio.

 

Además de la guía de buenas prácticas, ¿hay algún proyecto en marcha?

Hacer una revisión teórica sobre diagnostico e intervención para hacer formación en escuelas.

 

En este sentido, ¿crees que sería recomendable que los logopedas estuvieran en los centros educativos?

La idea es que el logopeda ayude al maestro de audición y lenguaje a diseñar los recursos metodológicos más eficaces para el aprendizaje del estudiante con dislexia, pero el logopeda dentro de la escuela puede diagnosticar e intervenir, así como asesorar y orientar a profesores y padres.