reunión-profesionales
Conclusiones del I Congreso Nacional de Profesiones
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

Unión Profesional, asociación que agrupa a las profesiones colegiadas españolas con la misión de defender la cultura y los valores profesionales, organizó los pasados días 18 y 19 de enero el I Congreso Nacional de Profesiones, bajo el lema “Un país de profesiones”. El encuentro, que tuvo lugar en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, pretendía que las profesiones se dieran cita con el objetivo primordial de compartir, analizar, valorar y comunicar aquello que es común y esencial al ejercicio profesional: el interés general, público y social; es decir, las garantías que la buena práctica profesional puede proporcionar a la ciudadanía para preservar y hacer efectivos sus derechos.

 

Las principales conclusiones de las diferentes mesas son las siguientes :

 

Asuntos esenciales de las profesiones

 

  • La deontología profesional específica de cada profesión es la norma exigible a los profesionales siendo fundamento imprescindible para la conceptuación del profesional colegiado. Es necesario que en el caso del profesional que trabaje por cuenta ajena, el empleador, público o privado, respete su cumplimiento.

 

  • El Acto Profesional contiene un fundamento moral y un conocimiento experto actualizado, debiéndose realizar con independencia de criterio, responsabilidad y ejemplaridad, bajo la ordenación y control de un colegio profesional, respondiendo a una exigencia social, tanto de carácter preventivo como correctivo.

 

  • Los Colegios Profesionales son la garantía pública del cumplimiento de la Deontología y la formación continua. La colegiación es requisito para ejercer profesiones que afectan a derechos de las personas y tiene como fin proteger a los ciudadanos, clientes, pacientes, consumidores o usuarios de las prestaciones profesionales, preservando la autonomía facultativa del profesional, y evitar el intrusismo.

 

 

Los colegios como garantes del desarrollo profesional continuo (dpc). el contexto europeo

 

  • El Desarrollo Profesional Continuo (DPC) es el proceso por el cual a un profesional colegiado se le reconoce la formación posgrado, la experiencia y, en su caso, la ausencia de sanciones deontológicas, lo cual se certifica por el colegio profesional correspondiente y supone la actualización de las competencias profesionales en garantía de los clientes, pacientes, consumidores y usuarios. El modelo de DPC puede ser unificado por Unión Profesional.

 

  • La Validación Periódica de la Colegiación (VPC) de los profesionales tiene dos vertientes, la de los valores éticos-profesionales y la de establecer procesos periódicos de validación profesional, no solamente centrados en la competencia profesional, sino también en las condiciones personales básicas requeridas para ejercer cada profesión, incluyendo, en su caso, la actitud psicofísica con los límites y tratamiento adecuados.

 

  • La autorregulación de las Corporaciones colegiales prevista en la Ley de Colegios Profesionales, requiere un desarrollo acorde con los fines y funciones atribuidas con un desarrollo actualizado y en especial en lo referido a la función deontológica y la formación continua, así como del régimen jurídico de las propias corporaciones que garantice su independencia respecto de los poderes públicos.

 

  • La formación universitaria se ha de corresponder con las necesidades de capacidades, competencias y habilidades para el ejercicio profesional, para lo cual es imprescindible la mayor colaboración entre universidad, las corporaciones colegiales y las organizaciones de estudiantes.

 

 

La participación de las profesiones en los proyectos de innovación social. Pactos de Estado

 

  • Los espacios de colaboración entre las corporaciones colegiales con las AAPP, según prevé la ley, en particular en proyectos sociales, sectoriales y generales o trasversales de innovación, así como la participación de aquellas en los pactos de estado y su implementación, son imprescindibles para la modernización y mejora de nuestro país, debiéndose establecer procedimientos más conocidos y reglados para aprovechar la capacidad, conocimiento experto y utilidad de dichas entidades en beneficio de todos, particularmente en ámbitos de información y prevención.

 

  • En las políticas públicas sectoriales y trasversales, entre otras, la defensa del Medio Ambiente, la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad, han de ser llamadas las corporaciones colegiales, en consonancia con su impacto económico y social, y en el empleo.

 

  • El sistema de las profesiones colegiadas tiene un evidente potencial para moderar la sobrerregulación, atribuyendo, delegando o encomendando funciones a los profesionales que optimicen o eviten los procesos administrativos. La sociedad civil ha de estar más emancipada respecto del Estado, de forma que la actividad profesional responsable produzca una menor reglamentación en todos los ámbitos.

 

 

CONSIDERACIONES GENERALES

 

  • Las profesiones europeas conforman una categoría social, que necesita hoy un gran debate y un enorme esfuerzo de regeneración, al servicio de las nuevas necesidades personales y colectivas, con el objetivo de mejorar la vida de los ciudadanos y de su bienestar. Los derechos ciudadanos, la sociedad digital, la transformación tecnológica y su automatización, la ciencia e innovación, el emprendimiento y la globalización de la economía, están en la base de estos cambios, resultando imprescindible la recuperación del contrato social de las profesiones.

 

  • Afirmamos la necesidad de promover un “Estatuto del Profesional Europeo”, que recoja los derechos y deberes, y en el que se reconozcan a los profesionales como una categoría social necesaria.

 

  • El capital humano, y su calidad, constituye una de las principales ventajas competitivas de las naciones. La Profesionalización y la calidad institucional son requerimientos que precisa la economía española y europea. Es imprescindible el apoyo y la protección institucional por parte de todas las Administraciones Públicas. Por ello, lo más adecuado es una regulación equilibrada para las Corporaciones Colegiales y para el ejercicio de los profesionales, así como una simplificación de la normativa sectorial aplicable. Defendemos unas condiciones estables de trabajo que hagan posible una buena práctica profesional.

 

  • Unión Profesional, como entidad representativa de las corporaciones colegiales de ámbito estatal, debe llevar a cabo la interlocución reglada con los poderes públicos para los asuntos de interés común, facilitando puentes de unión entre lo público y lo privado y favoreciendo e impulsando los acuerdos necesarios, a los que han de llegar los estamentos políticos.

 

Puedes descargar el especial ‘Profesiones: I Congreso Nacional de Profesiones’ en el siguiente enlace.