Concienciando sobre autismo
by Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid

Hoy, 2 de abril, se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, y el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) se suman a al movimiento asociativo del autismo en España y a su campaña de concienciación pues este sector profesional, que es prioritario para el correcto abordaje del autismo, considera que es necesario dar a conocer este trastorno a las instituciones y a la sociedad, y difundir las necesidades y la realidad de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) y sus familias.

 

La información y el mayor conocimiento posibilitará el diagnóstico precoz y el tratamiento temprano, cuestión fundamental para una mejor calidad de vida y futuro desarrollo de estas personas.

 

El término Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) hace referencia a un conjunto de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta.

 

El TEA requiere un abordaje integral adaptado a las necesidades de la persona en cada momento vital, y el logopeda debe ser uno de los profesionales principales, pues su labor esencial se centra en la mejora de la comunicación de estas personas con sus iguales, lo que le permitirá entender mejor el mundo que les rodea, socializar y conseguir mayor integración. Para ello trabaja el lenguaje a todos los niveles: ayuda a que la persona tenga dominio y conocimiento del uso del lenguaje, a entender los dobles sentidos, las ironías, el desarrollo de la comunicación, la intención comunicativa… etc. El objetivo es que la persona se comunique ya sea con un sistema oral o con sistema alternativo o aumentativo de comunicación.

 

“Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible” es el tema elegido en 2017 y 2018 para celebrar el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. La campaña busca visibilizar las barreras a las que se enfrentan cada día las personas con TEA y sus familias, con dos objetivos principales: que la sociedad entienda cuáles son esas barreras, ya que eso permitirá una mejor adaptación a las necesidades de las personas con TEA y reforzará su inclusión en todos los ámbitos sociales.